Necesitas más información? Quieres concertar una visita?

Puedes contactar con nosotros rellenando el siguiente formulario:

Acepto los términos y condiciones
Si, soy mayor de edad

Logopedia Infantil

Durante la adquisición y desarrollo del lenguaje y del habla pueden aparecer dificultades que impiden una adecuada integración del lenguaje, tanto oral como escrito, afectando de este modo las capacidades comunicativas. La logopedia trata los principales trastornos que afectan al habla y a la estructuración del lenguaje que sufre la población infanto-juvenil y adulta. Nuestro equipo de logopedas valoran los pacientes teniendo en cuenta cada caso y estructurando un tratamiento totalmente individualizado, con el objetivo de conseguir un trabajo a medida y eficiente.

¿Cómo trabajamos en el CIM?

La primera visita es una de las más importantes ya que recogerá toda la información necesaria para conocer el problema. Se valorará la dinámica de la familia y todo el entorno del niño, a nivel escolar y social. En la primera visita se aportaran todos los diagnósticos e informes anteriores que tengan del niño, así como las pruebas que los padres o tutores consideren oportunas. El psicólogo realizará una entrevista de tipo semi estructurada en la qual irá combinando la libre explicación por parte de los padres con preguntas abiertas. En la mayoría de los casos se darán pautas y estrategias orientadas a iniciar un proceso de mejora de la situación.

Un correcto diagnóstico nos permite comprender y entender la dinámica interna y externa que está generando y manteniendo el problema. Aun así contamos con los tests y cuestionarios más actualizados y específicos. Pruebas cognitivas, atencionales, conductuales, psico-sociales, emocionales y adaptativas forman parte de nuestro abanico.

No todos los niños evaluados obtienen un diagnóstico de trastorno clínico como un TDAH, trastorno de aprendizaje, trastorno del habla, trastorno de ansiedad, trastorno de conducta etc, pero si que nos encontramos sintomatología subclínica que una intervención específico nos permite, en la mayoría de ocasiones, cambiarla con hacia el estado saludable.

En la entrevista devolutiva se daran los resultados del diagnóstico a la familia y al niño (generalment por separado). En esta, se explicaran los factores causales y las variables que mantienen el problema así como la dinámica de funcionamiento y el plan de tratamiento. Los resultados se recojeran en un infome por escrito y firmado por el psicólogo o psicóloga que se entregará a la familia. De la misma manera se daran orientacions y estratègies para empezara trabajar.

Trabajamos con material específico para cada caso mediante ejercicios manipulativos, pizarra, apoyo informático y música, realizando coordinaciones con otros profesionales de la enseñanza y de la salud.

De forma mensual se constatará si se han logrado bien los objetivos y se procederá a dar el alta al paciente.

DIFICULTADES Y TRASTORNOS MÁS HABITUALES

Relacionados con el lenguaje oral

Las dislalias suponen un trastorno funcional, son alteraciones en la articulación de algún o algunos fonemas, bien por ausencia o alteración de algunos sonidos concretos del habla o por la sustitución de unos sonidos determinados por unos otros de manera incorrecta. Las dislalias se dan en personas que no muestran patologías del sistema nervioso central ni de los órganos fonoarticulatorios a nivel anatómico. Pueden afectar a cualquier vocal y/o consonante.

El niño en su desarrollo no ha podido resolver los aspectos de la praxis o discriminatorios que intervienen en la adquisición normal del habla. Pueden ser motivadas por distintas causas pero, a parte de la dislalia de evolución que forma parte del proceso normal de adquisición del lenguaje, deben ser tratadas lo más pronto posible con tal de conseguir su rehabilitación.

Se define como la no aparición del lenguaje en la edad cronológica normativa. El niño puede presentar el patrón general del lenguaje correspondiente a una edad inferior. No hay causa relacionada con un déficit auditivo o un trastorno neurológico. La afectación se da generalmente a nivel fonológico (habla infantilizada y/o errores en la pronunciación), a nivel semántico (pobreza en el vocabulario expresivo, dificultades en la comprensión) y a nivel morfosintáctico (frases muy simplificadas, ausencia de la utilización de artículos, sustantivos…).

Conceptualmente podemos definir la disfemia como un trastorno de la fluidez verbal en la cual no se encuentran anomalías orgánicas y se caracteriza por interrupciones verbales que afectan al ritmo del lenguaje y a la melodía del discurso.

Aparece entre los 7 y los 10 años. Es la disfemia propiamente dicha, la patológica. Por parte de la sintomatología asociada, encontramos en primer lugar las manifestaciones lingüísticas (uso de falcas verbales, perífrasis y lenguaje redundante, alteraciones sintácticas y frases incompletas, y abuso de sinónimos). Después encontramos las manifestaciones conductuales (retraimiento y logofobia, reacciones de angustia y ansiedad a la hora de comunicarse, manifestaciones emocional de rubor y timidez) y las manifestaciones corporales y respiratorias.

La disfonía es cualquier alteración que se produce en la emisión de la voz. En el ámbito no médico se la conoce como ronquera y afonía, y se trata de una alteración de una o más de las características acústicas de la voz. El trastorno puede ser momentáneo o permanente y afecta generalmente al timbre, la intensidad y la altura tonal. La afonía es la alteración máxima de la disfonía, la pérdida total de la voz. La hiperfunción vocal es origen de patologías como los nódulos de cuerdas vocales, los pólipos o el edema de cuerda vocal.

La disfasia es un trastorno del lenguaje caracterizado por provocar dificultad para hablar y/o comprender el discurso hablado. Las personas con disfasia pueden no ser capaces de hablar utilizando frases coherentes, pueden tener dificultades para encontrar las palabras adecuadas. La disfasia suele ser muy frustrante para el paciente, puesto que la capacidad de comunicación puede estar muy limitada por las propias dificultades del paciente. Esta afección también puede ser frustrante para los cuidadores y familiares, sobre todo si el paciente tiene problemas para entender y seguir instrucciones.

La disglosia hace referencia a un trastorno en la articulación de los fonemas de origen no neurológico central y provocado por lesiones físicas o malformaciones de los órganos articulatorios periféricos. Teniendo en cuenta el órgano periférico del habla afectado en el que se produce la malformación, se pueden distinguir diferentes tipos de disglosia, como la labial, mandibular, dental, lingual y palatina.

La disartria es una condición que se produce en el habla distorsionada. La causa es la dificultad para controlar o coordinar los músculos que se utilizan cuando se habla, o la debilidad de los músculos. La disartria a menudo se caracteriza por la dificultad para hablar o hablar lentamente, hecho que hace que pueda ser difícil de entender. Los músculos pueden estar débiles o completamente paralizados, o puede ser difícil que trabajen juntos.

Dificultades y trastornos más habituales

Relacionados con el lenguaje escrito

El trastorno específico del lenguaje, o más conocido como dislexia, es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura de carácter persistente y específico, observando alteraciones en la capacidad lectora donde se aprecian confusiones, inversiones y alteraciones del orden de las letras, que se da en niños que no presentan ningún otro tipo de alteración a nivel psíquico o social.

Es un trastorno que afecta a la escritura tanto en forma, como en expresión y contenido. Las disgrafías se pueden producir a causa de una lesión, traumatismo o accidente cerebral, afectando en la habilidad para escribir o en el momento del aprendizaje inicial de la escritura.

Se trata de un trastorno específico de la escritura donde se observan errores a nivel ortográfico y de escritura, como consecuencia de problemas en la percepción del tiempo y ritmo a nivel fonológico; dificultades en la discriminación auditiva y discriminación de fonemas, afectación visual que puede provocar rotaciones, sustituciones e inversiones de letras o grafemas; dificultades en la expresión gramatical o alteración del análisis conceptual de las palabras, provocando uniones y fragmentaciones.

Alteraciones orofaciales

La deglución atípica consiste en la posición inadecuada de la lengua durante el acto de deglución. Se caracteriza por aquellos movimientos compensatorios que se desencadenan por una inadecuada actividad lingual en el acto de deglutir, al ejercer una presión anterior o lateral de la lengua contra las arcadas dentarias o sobre el maxilar superior o inferior. Es decir, la lengua se posiciona entre los incisivos apoyándose en su cara posterior, ejerciendo así una presión contra ellos durante la fase de deglución.

La respiración oral es un hábito muy común en pacientes en edades de desarrollo, a causa de obstrucciones de las vías aéreas superiores, adenoides inflamadas, etc. Aunque la mayoría de estos pacientes puede respirar por la nariz y la boca, cuando la respiración por la cavidad oral se vuelve crónica, empiezan a existir cambios tanto de oclusión, como a nivel facial.

Las causas pueden ser alergias crónicas, hipertrofia de las amígdalas, pólipos nasales, desviación del tabique nasal, constricción de las vías respiratorias superiores o retroceso de la mandíbula, producido por la succión digital (chuparse el dedo), entre otros. Puede ocasionar maloclusiones dentarias, síndrome de la boca seca, mal aliento, caries y enfermedad periodontal, posturas de la cabeza, del cuello y del cuerpo alteradas, asimetría facial, trastornos del sueño y bajo rendimiento.