Necesitas más información? Quieres concertar una visita?

Puedes contactar con nosotros rellenando el siguiente formulario:

Acepto los términos y condiciones
Si, soy mayor de edad

Psicomotricidad

La estimulación neurofuncional es una terapia que va dirigida a todos los niños y niñas que presentan alguna disfunción, alguna asimetría o algún tipo de problemática en el proceso de desarrollo neurofuncional. Mediante la terapia se pretende llegar a una correcta simetría funcional, con la total incorporación de las funciones básicas de coordinación psicomotriz indispensables para un correcto desarrollo y aprendizaje escolar.

Cómo lo hacemos

La terapia se estructura en una primera etapa más corta, que es cuando se lleva a cabo la detección y el diagnóstico de la dificultad neurofuncional, y sigue con el tratamiento del paciente que acostumbra a tener una duración de seis meses aproximadamente.

Se trata de dos sesiones normalmente, donde se llevan a cabo la observación de la conducta del niño, por medio de la observación preventiva continuada de los padres y maestros del comportamiento del niño tanto en casa como en la escuela, y de la exploración directa en el centro donde, por medio de una exploración diagnóstica, se detectan las dominancias y asimetrías.

Por medio del movimiento de los ejercicios de estimulación neurofuncional se consigue la activación cortical de los hemisferios cerebrales en los cuales se integra un reconocimiento del esquema corporal, para llegar a desarrollar una buena coordinación contralateral, un reconocimiento espacial y del entorno. Esto es necesario para entrar al proceso de lateralización y finalmente un buen desarrollo del lenguaje y de la escritura.

La lateralidad

La lateralidad es la consecuencia de la distribución de funciones que se establecen entre los dos hemisferios cerebrales. De esta distribución depende la utilización preferente de un lado u otro del cuerpo (derecho o izquierdo) para ejecutar determinadas respuestas o acciones.

Cuando se inicia el aprendizaje, sobre todo de la escritura y la lectura, el control y distribución de estas funciones suponen un paso previo fundamental para adquirir y comprender los símbolos como las letras y los números.

Por tanto, tener una buena lateralización es primordial para poder llevar un desarrollo de manera correcta: un orden corporal, un buen conocimiento del espacio, una motricidad precisa y una buena lateralización, imprescindibles para desarrollar un buen aprendizaje escolar.

Cuando ir al psicomotricista

Cuando hay dificultades en la adquisición de aprendizajes básicos tanto en la lectura como en la escritura se aprecian dificultades psicomotrices (dificultades en reflejos, actividades manuales, ritmo) o dificultades en la automatización del conocimiento derecha-izquierda.

MEJORA LAS CAPACIDADES DE APRENDIZAJE

Lectura/escritura

Cuando hay dificultades en la automatización de la lectura, la escritura y el cálculo, o si el niño lee muy lento y con pausas, se pierde a menudo o se aprecia falta de ritmo.

Orientación

Cuando se observa desorientación espacial y temporal o no se aprende los días de la semana, meses, estaciones, etc.

Matemáticas

Al detectar dificultades con los conceptos básicos matemáticos como en la comprensión de la decena y la centena, confusión entre la suma, la resta o la multiplicación y la división.

Lectura/escritura

Cuando encontramos inversiones en la lectura y en la escritura de letras y números.

Derecha-izquierda

O hay confusiones derecha-izquierda, pocos reflejos y dificultad en la realización de actividades manuales.

Ritmo

Cuando hay falta de ritmo o problemas para seguir una melodía.