Necesitas más información? Quieres concertar una visita?

Puedes contactar con nosotros rellenando el siguiente formulario:

Acepto los términos y condiciones
Si, soy mayor de edad

Mediación Comunitaria y resolución de conflictos sociales

Como sabemos, los conflictos son inevitables y aparecen en todos los entornos y ámbitos de nuestra sociedad. En todos los espacios donde hay relaciones humanas hay conflictos, nos referimos especialmente a el espacio público, a las comunidades de vecinos y a los servicios y equipamientos públicos, pero nos encontramos con conflictos en el trabajo, los comercios, en las comunidades, en espacios de ocio, en el espacio público, al futbol, etc., son los propiamente dichos conflictos sociales.

Los conflictos sociales son aquellos que afectan a la convivencia entre los miembros de un determinado grupo social (como una empresa, un colectivo, un vecindario o un ayuntamiento), entre diferentes grupos sociales (divididos por factores identitarios como la etnia, la ideología o la clase social), o a la sociedad en general.

La tipología de conflictos en el ámbito social es muy diversa, pueden ser conflictos pequeños o grandes, de más o menos intensidad, conflictos que afecten a una parte de la comunidad o que afecten al conjunto de la población, conflictos más o menos mediatizados, conflictos con presencia o no de situaciones violentas, etc., pero en todas ellas encontramos un factor común: que afecten a la buena convivencia.

Creemos que la mediación y la utilización de mecanismos alternativos de resolución de conflictos también pueden ser una buena herramienta para solucionar este tipo de conflictos sociales, por este motivo, desde CIM intervenimos en conflictos de ámbito empresarial, deportivo, de las organizaciones i del sector público.

¿Cómo trabajamos en el CIM?

Desde CIM intervenimos en este tipo de conflictos analizando las causas que lo han generado, proporcionando espacios de diálogo entre los actores involucrados, promoviendo que las partes encuentren soluciones consensuadas y ayudando a que las partes lleguen a un acuerdo.

Son conflictos muy diversos, no tiene nada que ver un conflicto de mobbing laboral, con una de NIMBY (de aquí no) originado para la apertura de un equipamiento o servicio que parte de la comunidad rechaza, o un conflicto entre vecinos a causa de molestias por el ruido.

Por este motivo adaptamos nuestra metodología en función de cada caso y utilizaremos diversidad de herramientas y instrumentos de resolución alternativa de conflictos.

Desde CIM ofrecemos servicios de resolución de conflictos con dos objetivos diferentes:

Intervenimos en conflictos existentes para acompañar a ayudar en su resolución, utilizando métodos adecuados de resolución de conflictos – alternativos a los procesos judiciales – como la Mediación.

Lo hacemos adaptándonos a las necesidades de cada caso y combinando distintas herramientas de resolución adecuada de conflictos, promoviendo espacios de diálogo y escucha activa y promoviendo la participación y la corresponsabilización de las partes del conflicto.

Impulsamos acciones de prevención de conflictos y fomentación de la cultura de paz y de colaboración, para evitar conflictos en el futuro.